Conociendo a la Ballena Franca Austral
Avistaje Responsable

¿Cuando se pueden observar ballenas francas en Chubut?

Península Valdés en la provincia de Chubut( Argentina) es el área de reproducción y cría de una de las poblaciones más grandes existentes en el mundo de ballenas franca austral. Cada año alrededor de 1000 ballenas francas llegan , para tener sus crías, alimentarlas y cuidarlas en las aguas cálidas y protegidas de la zona. Desde el mes de abril, comienzan a llegar los primeros individuos. En mayo se producen los primeros nacimientos. Los cuidados iniciales son de gran importancia; por lo que, con crías tan pequeñas, las madres se mantienen muy cerca de la costa y, casi en forma permanente, en la superficie. Iniciado el  mes de julio es posible observar los comportamientos de cópula, y para agosto ya han nacido la mayoría de los ballenatos de la temporada. Septiembre y octubre es el momento en se concentra el mayor número de individuos y a partir de allí  inician su larga travesía hacia las áreas de alimentación.  Diciembre es el mes en que  los últimos ejemplares abandonan el área.

Acerca del Avistaje.

Península Valdés es uno de los lugares del mundo donde las ballenas permanecen casi todo el tiempo muy cerca de la costa. Esto da a la Ballena Franca Austral un valor económico diferente, basado en el turismo de observación o avistaje de ballenas. Las normas que regulan esta actividad buscan disminuir el impacto de nuestra presencia sobre las ballenas y su entorno.

Cada año, más de 100.00 personas se embarcan para avistar ballenas, generando una fuente de ingresos muy importante para la provincia de Chubut y beneficiando indirectamente a otras provincias del país, que son visitadas por los mismos turistas. Esto también sucede en más de 100 países y territorios de todo el mundo donde, cada año más de 12 millones de personas realizan excursiones para observar ballenas y delfines en su hábitat natural. 

El avistaje de ballenas brinda importantes beneficios a las comunidades costeras, generando fuentes de trabajo y diversificando la industria turística local. Además, tiene un gran valor educativo, promueve el desarrollo de programas de investigación e incentiva la conservación del patrimonio natural, cultural e histórico de las naciones. 

Avistaje Embarcado

El avistaje de ballenas embarcado es una actividad turística única e irrepetible: observar de cerca los comportamientos de las ballenas en su hábitat natural es un verdadero privilegio. Más allá de disfrutarlo, permite aprender sobre estos gigantes en su ambiente natural y comprender la importancia de protegerlos por su gran valor ecológico, social, cultural y económico.

Es importante recordar que se visita el hogar de la ballena franca austral durante un periodo muy sensible de su ciclo de vida ya que las aguas costeras de Península  Valdés son el área de cría y reproducción para esta población. Esto no significa que no se pueda disfrutar de navegar junto a ellas, sino que debe hacerse de manera responsable. 

Las ballenas han sobrevivido con éxito sobre este planeta durante millones de años. La mayor parte de sus problemas derivan de nuestro modo de utilizar el mar y de nuestra presencia. Nosotros debemos respetarlas, a ellas y al hábitat que necesitan.

Recomendaciones:

Tal vez ésta sea la primera vez que efectúa un avistaje de ballenas, por lo que le recomendamos lo siguiente:

  • Tenga paciencia. Las ballenas no están allí para su diversión, sino que están llevando a cabo su ciclo de vida natural. 

  • No espere ver todos los comportamientos más espectaculares en una sola salida. Disfrute de cada momento junto a las ballenas en su comportamiento natural.

  • Cumpla con las indicaciones del Guía ballenero durante toda la experiencia del avistaje. El Guía ballenero posee experiencia y conocimiento para garantizar un avistaje responsable y de calidad. 

  • No intente tocar a los animales en ningún momento. La experiencia de avistaje propone la observación de las ballenas desde una corta distancia.

  • Mantenga silencio durante el avistaje. Disfrutar de la naturaleza y sus sonidos resulta una experiencia maravillosa

  • Aproveche la experiencia y conocimiento de los capitanes balleneros: haga preguntas y consulte sus dudas. 

  • No arroje al agua residuos de ningún tipo.
Legislación

Es fundamental que toda actividad que involucre interacciones con esta especie sea llevada a cabo en forma sostenible y atendiendo al principio ambiental de precaución.

La Provincia de Chubut regula la actividad a través de la Ley 5714/08 y el Decreto 167/08, para que se efectúe en forma responsable y reduciendo el impacto en la conservación de esta especie.

Actualmente 6 empresas están habilitadas para el transporte náutico de personas para el avistaje de ballenas. Esta actividad sólo puede realizarse en el Golfo Nuevo, saliendo únicamente desde Puerto Pirámides y en la zona comprendida entre Punta Piaggio y Punta Cormoranes. 

La Técnica Patagónica de avistaje de ballenas rige el correcto desarrollo de la actividad, adecuando la conducta de los operadores del servicio a los objetivos conservacionistas, educativos y ambientales en esta área natural. 

Los puntos sobresalientes de la Técnica Patagonica y del Código de Buenas Practicas son:

  • Desde el inicio de la temporada y hasta el 31 de Agosto, no podrán realizarse avistajes de madres con cría con fines turísticos.

  • Salvo casos excepcionales autorizados por la Prefectura Naval Argentina, sólo puede haber una lancha observando un individuo o grupo de ballenas.

  • La duración mínima del avistaje será de 90 minutos, siempre que las condiciones climáticas en relación a la seguridad de la navegación lo permitan. 

  • No se debe perseguir, acosar o navegar en círculos alrededor de las ballenas.

  • El acercamiento y alejamiento de los animales y la entrada y salida del puerto deben realizarse a bajas velocidades. 

  • Debe evitarse toda acción o maniobra que implique la separación de ballenas madres de sus crías, interfiera o produzca ruptura de grupos de cópula, o interrumpa series de saltos.

  • En cercanía de las ballenas y de la costa, no se permite el uso del audio exterior, con excepción de su utilización para recomendaciones de seguridad. 

  • En caso de aproximación a una madre con un ballenato blanco, el tiempo de permanencia máximo por embarcación y por salida será de 15 minutos. 

  • Las embarcaciones deberán mantener una distancia prudencial mínima de 50 metros. A partir de allí la distancia de acercamiento mínima estará determinada por el tipo de grupo al cual se aproxima y su comportamiento, permitiendo que sea el animal el que se acerque a la embarcación. 

  • La distancia normal al animal observado es de 1 cuerpo de ballena. En el caso de que una ballena decida aproximarse más, usted es afortunado. No comprometa a la tripulación solicitando un acercamiento menor.

  • La aproximación a un grupo de cópula deberá realizarse con una distancia mínima de aproximación de 2 cuerpos de ballena.

  • Cuando un animal esté navegando la aproximación deberá realizarse siempre desde uno de los costados. 

  • Cuando un animal se encuentre realizando golpes de cola o aleta, la embarcación deberá mantener una distancia de al menos 15 metros. 

  • El alejamiento de  la embarcación deberá realizarse de forma paulatina, a una velocidad en que la embarcación no deje estela de popa, hasta una distancia de 150 metros del ejemplar.

Código de Buenas Practicas: Todas las empresas habilitadas para el servicio de avistaje deben aplicar lo establecido en este Código. Su fin es lograr acciones orientadas hacia un uso responsable de los recursos naturales, garantizando el desarrollo sostenible de las actividades humanas minimizando sus efectos sobre el ambiente, mejorando la calidad de los servicios y la experiencia turística y educativa del visitante. Colabore para que se respete este código, a fin de reducir la presión sobre los recursos naturales y sus impactos. De este modo usted contribuye con los programas de conservación existentes.

Exija al operador que tenga visible el Reglamento. Usted tiene el derecho y la obligación de conocerlo. Ante faltas detectadas, usted puede presentar su reclamo al cuerpo de guardafaunas y agentes de conservación del área Natural Protegida Península Valdés. Podrá localizarlos en Puerto Pirámides o en las unidades operativas de las reservas. 

La conservación de las ballenas depende de todos.


A partir del mes de junio se inicia la cada año la temporada oficial de avistajes y si tenes planeado ir a visitarlas, te invitamos a que leas nuestra guía de avistaje para que seas un turista responsable.
La conservación de las ballenas depende de cada una de nuestras acciones
El avistaje de ballenas crece en todo el mundo y trae importantes beneficios sociales económicos y educativos. Para minimizar el impacto sobre los animales y para que la actividad sea viable en el largo plazo, su sustentabilidad debe ser garantizada a través de normas, pautas y/o códigos de conducta.
Una de las experiencias más placenteras es caminar por la playa en compañía de las ballenas. En la playa "El Doradillo", cercana a Puerto Madryn, es posible disfrutar de este encuentro, ya que las ballenas nadan a muy pocos metros de la costa