Acerca del ICB
Testimonios
Guillermo Harris, Presidente de la Fundación Patagonia Natural, representante en Argentina de Wildlife Conservation Society


"Estoy total y absolutamente convencido que el programa Ballena Franca Austral del Instituto de Conservación de Ballenas / Whale Conservation Institute siempre ha tenido como único objetivo la investigación para la conservación de la ballena franca austral, especie que se recupera lentamente de los enormes excesos cometidos por los cazadores comerciales de ballenas hace mas de un siglo.  

No existe otro programa de investigación sobre ballenas francas de la Argentina que lleve tanto tiempo de existencia o con un nivel de esfuerzo consistente parecido. Es por ello que este programa tiene un valor especial por su aporte de información para la conservación de esta especie....

... Por último este programa ha desempeñado un rol importante en los acuerdos para la conservación de cetáceos en la Argentina obtenidos en la Comisión Ballenera Internacional. El WCI y el ICB han actuado como verdaderos embajadores para las ballenas francas, creando conciencia sobre sus necesidades de conservación mas allá de las fronteras y haciéndolas conocer en el mundo entero. 

La conservación de las ballenas francas australes requiere de la conjunción de esfuerzos de una gran cantidad de entidades, tanto gubernamentales como no-gubernamentales, de la Argentina y del mundo. El WCI y el ICB no son las únicas entidades que luchan por la conservación de ballenas francas de la Argentina pero son una parte importante del conjunto y como tal cumplen y seguirán cumpliendo un rol importante en este esfuerzo conjunto. Esta es mi más sincera opinión personal.” 


María Eugenia Di Paola, Directora Ejecutiva de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Argentina


“En nuestra organización valoramos los esfuerzos sostenidos del ICB, sus miembros directivos y sus socios para realizar aportes originales y de alta calidad al conocimiento y la gestión de la especie. Destaco los trabajos sobre foto identificación, alimentación, genética, distribución geográfica, comportamiento y monitoreo sanitario, realizados en asociación con diversos investigadores y entidades tanto de Argentina como de otros países. Estas actividades resultan irreemplazables en este momento, dado que no existe otro programa integral de investigación y monitoreo  que disponga de una base de datos científicos sobre la ballena franca austral. Debido a su singularidad y a su importancia como atractivo turístico, la ballena franca es una de las especies emblemáticas del área Natural Protegida Península Valdés, y los esfuerzos del ICB son claves para evaluar el estado de la población y analizar posibles alternativas de manejo.

La existencia de series de datos continuas (con datos de períodos largos de tiempo) sobre el estado de especies y ecosistemas es una pre-condición para que pueda existir un manejo sostenible y con base científica. Para nuestra organización, no hay dudas de que los integrantes del ICB trabajan con el único objetivo de consolidar la misión de su organización, dedicada a la conservación de las ballenas y su hábitat mediante la investigación y la educación.
Por este motivo, hago votos para que el Programa Ballena Franca Austral del ICB y sus socios no sólo continúe operando, se fortalezca y consolide en Península Valdés, sino que además reciba el apoyo de organizaciones, investigadores y autoridades de gobierno que trabajan con el mismo fin, el de conservar el Mar Patagónico y sus especies silvestres.”

José Truda Palazzo, Jr., Presidente de la Red Costero-Marina e Hídrica (REMA) de Brasil


"En años recientes Latinoamérica el ICB ha desarrollado un protagonismo global de la más alta relevancia en los temas de investigacón no-letal, conservación y turismo de observación de ballenas, en especial de las ballenas francas que ellos mismos han transformado en un éxito reconocido de la conservación en Argentina. No pasaría nada de eso si no fuera por los cuarenta años de trabajo serio, profesional y dedicado del ICB y sus miembros, los cuales lanzaron las bases sobre las cuales muchos de nuestros países y sus organizaciones similares construyeron la reputación de nuestra región en el tema. El ICB ha sido un faro e igualmente un fomentador de la buena ciencia no-letal para estudiar y proteger las ballenas, y ha sido especialmente generoso con todos los investigadores y conservacionistas que han obtenido de sus integrantes siempre la más abierta disposición en compartir sus conocimientos y logros con todo el continenten.  
Sin el trabajo del ICB, su historia y su integridad, Latinoamérica no habría logrado tanto en materia de investigación y conservación de cetáceos. Esperamos que su ejemplo de seriedad, capacidad científica y calificación como protagonistas reconocidos de la conservación mundial sigan recibiendo el más irrestricto apoyo de todos los que efectivamente se interesan por la protección del recurso compartido de nuestra región representado por las ballenas francas."



Bárbara Galletti, Presidenta del Centro de Conservación Cetacea, Chile


“En nombre de Centro de Conservación Cetacea, organización no gubernamental chilena y sin fines de lucro dedicada a la investigación y conservación de ballenas y delfines quisiera expresar nuestro apoyo y respeto al trabajo realizado por el Instituto de Conservación de Ballenas (ICB) de Argentina, con el cual hemos tenido la oportunidad de trabajar de manera cooperativa durante la última década. Con cerca de medio siglo de experiencia en la investigación científica de la ballena franca austral, la labor realizada por el ICB es reconocida a nivel mundial por ser el trabajo sistemático más extenso de investigación de cetáceos y uno de los pocos que permite conocer los impactos del cambio climático sobre estos animales. 

El aporte científico del programa de investigación del ICB ha sido fundamental para avanzar en el conocimiento sobre la biología de estos mamíferos marinos, identificar las amenazas que ponen en peligro a esta emblemática especie, generar recomendaciones para su conservación y manejo no letal, y fortalecer la representación regional en la comunidad científica internacional relacionada a estas materias.

El programa de investigación científica del ICB, nacido hace cuatro décadas de la mano del investigador norteamericano Dr. Roger Payne, se ha sido convertido en una sólida base para el desarrollo de una plataforma de destacados científicos argentinos cuyo trabajo es hoy destacado a nivel internacional y constituye un orgullo para toda la región. 

Gracias al liderazgo y trabajo de coordinación regional realizado por el ICB, las organizaciones de América Latina especializadas en investigación y conservación de cetáceos hemos consolidado un bloque representativo de los intereses de la sociedad civil en la Comisión Ballenera Internacional, constituyéndose en un ejemplo internacional, tanto por su nivel de profesionalismo así como por su capacidad de fortalecer la relación entre los gobiernos que forman parte de la CBI (Grupo Buenos Aires) y las organizaciones no gubernamentales...." 


Márcia Engel, Directora Presidente del Instituto Baleia Jubarte, Brasil


“La bellísima historia de esta organización, que representa en Argentina representa al Ocean Allilance fundado por el renombrado Dr. Roger Payne en 1971, ha despertado cada vez el respeto y la admiración de las organizaciones de la sociedad civil y gubernamentales en los diferentes foros en los que ha actuado. El Instituto de Conservación de Ballenas es hoy una referencia internacional en la investigación, la educación ambiental y la conservación de las ballenas francas y del ecosistema marino de Chubut, Argentina. He seguido el trabajo de investigación de los Dres. Victoria Rowntree y Mariano Sironi en reuniones internacionales y en revistas científicas especializadas y he trabajado junto a Roxana Schteinbarg en la Comisión Ballenera Internacional, el foro internacional más importante que toma decisiones sobre la cacería y la conservación de las ballenas. En este foro, el Instituto de Conservación de Ballenas viene desarrollando un papel fundamental para la articulación política de las organizaciones de la sociedad civil que actúan en sinergia con los gobiernos latinoamericanos del denominado Grupo Buenos Aires.”


Javier Rodríguez Fonseca, Presidente de la Fundación Promar, Costa Rica


“Desde el año 2005, en razón de la actividad, programas y proyectos de Fundación Promar en temas como observación responsable y sostenible de Cetáceos, la Comisión Ballenera Internacional (CBI / IWC) y la conservación de los Cetáceos, hemos podido constatar el interés genuino, la capacidad y la calidad del trabajo de los colegas del Instituto de Conservación de Ballenas. El trabajo en incidencia política positiva, educación ambiental y difusión no sólo es muy efectivo, sino que también es inclusivo y de mucha proyección. Por otra parte, la investigación científica liderada por el Dr. Mariano Sironi ha dado una continuidad fundamental al mundialmente famoso trabajo del Dr. Roger Payne y la Prof. Vicky Rowntree con ballenas francas australes (Eubalaena australis) en Península Valdés, con la ventaja que el Programa de Investigación del ICB ha ampliado los temas de estudio a especies relacionadas con la ballena franca y a otros aspectos ecosistémicos de la región (la península, Golfo Nuevo, Golfo San José, etc.).   

En aspectos relacionados a la Comision Ballenera Internacional (CBI), la creación de la Red Latinoamericana para la Conservación de las Ballenas (de la sociedad civil) fue una iniciativa conjunta del ICB y del Centro de Conservación Cetacea (CCC- Chile/Brasil), ha generado una importante sinergia regional, facilitando la unión de esfuerzos de las organizaciones que trabajan en pro de la conservación de estos grandes mamíferos desde México hasta el Cono Sur.”